jueves, 4 de junio de 2015

Newsletter 2



Llevamos pocos días de recorrido y ya empezamos a sentir esa ola de emoción que suele generarse en nuestros moocs. Os agradecemos el entusiasmo y dedicación. La figura de #moocadictos, como Fernando Cuevas, sigue siendo fuente de inspiración para nosotros. Les agradecemos su constante apoyo. 
Tal y como propusimos, habéis llenado la red de presentaciones que, seguramente, os han hecho reflexionar sobre vuestra identidad y os han ayudado a romper el miedo a la exhibición pública. Como habéis comprobado y no nos cansamos de repetir, estáis entre amigos y amigas. Algunas presentaciones sorprenden por su excelencia como la de Raquel Álvarez.




                                               o la infografía de la compañera Pilar Rodríguez



      Reflexionar sobre nuestro PLE nos ayuda a tomar conciencia de lo mucho alcanzado y del camino que aún nos queda por recorrer. Visualizarlo, a la manera del design thinking, supone todo un reto. No siempre es fácil poner negro sobre blanco nuestras estrategias para llegar a la información y al conocimiento de manera personalizada, las muchas herramientas usadas y los múltiples canales de comunicación, aunque, sin duda, lo más difícil es definir la red de personas con quien compartimos intereses y de las que nos nutrimos. Sin embargo, habéis conseguido encontrar rumbo en medio del caos del exceso y expresarlo en trabajos tan brillantes como el de Garbiñe Larralde.



Ayer celebramos nuestro primer hangout, un encuentro con compañeros y compañeras del primer eduPLEmooc. No se dejó en el tintero ninguna cuestión. Se habló de pasión, emoción, pertenencia, apoyo, solidaridad, asertividad, de Pedagogía vírica y también de miedo y evaluación. Aquí tenéis el Storify recopilatorio. Te aconsejamos que lo veas.Las ideas aportadas generan diálogo, reflexión y reconsideración. Hablamos para no enquistarnos. El dinamismo de nuestro PLE proviene de las olas, a veces tsunamis, que provoca nuestra PLN.

Te recordamos que podemos continuar nuestro diálogo en:

                                                                                                                                 Rosa Díez Domènech







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada